Envío gratuito en pedidos de más de 29€*
0

The cart is empty

Total

0.00 €

Sigue Comprando
HIGIENE PARA PERROS

HIGIENE PARA PERROS

¿Cómo cuidar la higiene de tu perro?

 

Un perro limpio es un perro feliz.

 Una de las costumbres que hay que adaptar a nuestra rutina cuando tenemos un perro son sus cuidados y el mantenimiento de su higiene, esto ayuda a que el perro esté sano y contento. El objetivo de la higiene canina es cuidar la piel que se encuentra bajo el pelo, ya que es el órgano más grande del perro y su limpieza es importante para garantizar la salud de nuestra mascota.  Mantenerle limpio ayuda también a mantenerle sano, de esta forma evitamos  que aparezcan enfermedades caninas como las alergias o la caspa.

Aunque la limpieza depende de cada perro, su raza y el tipo de pelaje que tengan, existen algunos consejos que podemos tener en cuenta independientemente de las diferencias.

Cepíllale el pelo

Cada vez que vamos de paseo, cuando jugamos con el o incluso las partículas contaminantes que hay en el aire ensucian el pelaje de las mascotas. Cepillarle el pelo debe ser un hábito diario, es la manera más fácil de eliminar todas aquellas bacterias o suciedades de su cuerpo. Además, esto ayuda a mantener el pelo fuerte y su piel sana.

La rutina de cepillarle el pelo puede convertirse también en un momento para estrechar la relación con tu mascota. Si además lo acompañas de caricias estará más cómodo.

 

El baño

Lavarle el pelo con agua y jabón es importante para que acabe de estar limpito. Un perro de ciudad puede necesitar un baño al mes si tiene el pelo largo y uno cada dos meses si su pelo es más corto. La temperatura del agua debe estar a la misma temperatura corporal del perro que de media es de unos 39 ºC aunque esto depende de cada perrete.  A la hora del baño otra de las cosas que hay que tener en cuenta es evitar el contacto directo del champu con los ojos del perro así como que no le entre agua en los oídos, para evitar esto puedes ponerle unos tapones de algodón.

 

 

Los dientes

Es muy importante mantener la limpieza de la boca del perro para evitar la aparición de sarro. Aunque los peludos no suelen cooperar cuando se trata de lavarles los dientes, es necesario cepillárselos por lo menos varias veces a la semana sobretodo para evitar el mal aliento.

Lo que mejor funciona es el método tradicional, usar pasta de dientes y cepillo diseñados especialmente para perros. Aunque también se pueden usar barras dentales diarias que ayudan a disminuir la formación de sarro.

 

Las orejas

Los perros pueden tener dos tipos de orejas, o pendulantes o erguidas. Para el cuidado del perro es también importante mantenerle las orejas bien limpitas. Las orejas pendulantes se pueden limpiar una o dos veces por semana mientras que las orejas erguidas se pueden limpiar cada quince días. Para su limpieza es necesario una vez se echa el producto, se masajea la base de la oreja y finalmente se le seca con un trocito de algodón.